Fecha
9 abril 2024

Compartir

Carta Trimestral Primer Trimestre 2024

¿Qué ha pasado el primer trimestre de 2024?

 

El primer trimestre de 2024 ha comenzado de manera muy positiva en los ámbitos macroeconómico y microeconómico. 

En el plano macroeconómico, se ha consolidado un escenario de aterrizaje suave para la economía, mientras que en el microeconómico, las empresas en general están reportando buenos resultados.

Además, el sentimiento de los inversores, medido por el Sentix, también es optimista.

Existe cierto consenso en esperar un crecimiento mundial y una ralentización de la inflación, aunque se prevé más tarde de lo esperado. 

Esto ha llevado a que las expectativas de bajadas de tipos de interés de la Reserva Federal americana (FED) y del Banco Central Europeo (BCE) se hayan adaptado, retrasándolas hasta el último semestre del año.

Sin embargo, si hacemos un análisis más en detalle vemos que el mercado puede estar siendo complaciente, ya que existen algunos riesgos:

En el plano macroeconómico:

  • Riesgos geopolíticos, como los conflictos bélicos en Ucrania y Oriente Medio.
  • Riesgos económicos, como el conflicto comercial y tecnológico entre Estados Unidos y China, así como el elevado volumen de deuda.

En el plano microeconómico:

  • Los resultados empresariales, tanto en Europa como en gran parte de Estados Unidos, no han sido tan bueno, a excepción de las 7 magníficas.

Por lo tanto, es necesario estar atento a estos riesgos, así como a las elecciones americanas que incrementarán la incertidumbre en un momento donde no se vislumbran catalizadores y parece que todas las buenas noticias ya estén descontadas.

En este contexto la divergencia y la dispersión en las rentabilidades según zonas geográficas, activos y sectores representan una oportunidad para la gestión activa. 

Aunque tanto el año pasado como este, la gestión pasiva ha tenido un buen desempeño impulsado por los buenos resultados de las principales compañías integrantes, como podemos ver en el siguiente gráfico:

Sin embargo, durante este primer trimestre algunas de estas empresas se han retirado de este enfoque, lo que nos lleva a prever que la selección será aún más crucial este año y una fuente importante de alfa.

Además, tanto EEUU como Europa están atravesando un ciclo de ajuste desincronizado. 

La pandemia de Covid-19 y las crecientes tensiones geopolíticas han resaltado la vulnerabilidad en términos energéticos y tecnológicos en estas regiones, lo que ha llevado a una tendencia de «relocalización» para recuperar la autonomía económica y tecnológica.

Ambas regiones se han embarcado en este proceso con resultados desiguales. 

 

Estados Unidos y Europa

En Estados Unidos, se ha impulsado a través de políticas fiscales como el Acta IRA, Chips Act o Infraestructure Act, que han facilitado la «relocalización» de cadenas de suministro y la atracción de empresas extranjeras al territorio norteamericano. 

Esto ha favorecido el empleo y el crecimiento económico fomentando un dinamismo que también impulsa a las pequeñas y medianas compañías proveedoras.

Al mismo, están realizando una transición energética aprovechando la inteligencia artificial como una herramienta disruptiva en esta transformación integral de la economía. 

Por ejemplo, los proyectos renovables iniciados en EEUU este 2024 duplican los de Europa. 

En cambio, Europa no está logrando los mismos resultados.

Por otro lado, esta repatriación a Estados Unidos y la búsqueda de una menor dependencia de China en tecnología y energías renovables, favorece la fragmentación y beneficia a otros países “amigos” como India, Vietnam o México.

 

China

China con un crecimiento “esperado” del 5% este año se mantiene como una incógnita por la falta de confianza del consumidor derivada de la crisis inmobiliaria aún latente. 

 

Japón

Todo lo contrario que China. És un mercado que aporta descorrelación y que dispone de unos catalizadores propios: reformas corporativas empresariales, estímulos gubernamentales o mejora de la retribución al inversor.

 

¿Cómo han reaccionado los mercados financieros?

 

Este nuevo entorno económico puede dar lugar a una mayor divergencia no sólo entre regiones geográficas o sectores, como hemos mencionado, sino también entre clases de activos.

La diversificación es una de las ventajas de la inversión en multiactivos pero es más beneficiosa cuando la rentabilidad de los distintos activos se mueve de manera distinta, es decir, no está bien correlacionada.

Este nuevo entorno económico puede dar lugar a una mayor divergencia no solo entre regiones geográficas o sectores, como hemos mencionado, sino también entre clases de activos.

La Renta Fija, en todo su espectro, ya representa una oportunidad en sí misma al ofrecer una rentabilidad sin riesgo.

El exceso de liquidez que ha contribuido a mantener muchos activos al alza desde la crisis financiera mundial está retrocediendo a medida que los bancos centrales retiran estímulos y aumentan las tensiones geopolíticas. 

Las subidas del bitcoin y el oro así lo corroboran.

Una buena selección será clave en un año que se antoja favorable a las carteras multiactivo.

 

Rentabilidades Ginvest Asset Management

En este contexto, las rentabilidades acumuladas en el trimestre fueron:

  • Ginvest GPS Conservative: 1,32% 
  • Ginvest GPS Balanced: 3,42% 
  • Ginvest GPS Dynamic: 5,08%
  • Ginvest GPS Long Term: 7,24% 

Durante el trimestre los fondos se han mantenido neutrales en cuanto a asignación de activos (Renta Variable y Renta Fija).

 

Renta Fija

En cuanto a selección, en Renta Fija priorizamos fondos con duraciones bajas al ser los que ofrecen un mayor rendimiento con un menor riesgo y casi sin volatilidad. Dentro de este segmento nos inclinamos por el crédito de alta calidad crediticia siendo selectivos en el crédito de baja calidad al ofrecer una mejor rentabilidad.

Mantenemos una pequeña posición táctica en duración a través de gobiernos globales al ser los principales beneficiarios en momentos de volatilidad.

 

Renta Variable

En cuanto a Renta Variable, nuestras convicciones basadas en distintos motores de crecimiento como son Japón y sus catalizadores propios, Asia y su ingente clase media, la disrupción tecnológica en los diversos sectores o la inversión en los beneficiarios de la relocalización nos han aportado valor. 

Referente a nuestro posicionamiento táctico en USD, actualmente no tenemos riesgo dólar manteniendo coberturas para todos aquellos fondos expuestos a esta divisa.

Fecha
9 abril 2024

Compartir

Llamar Contactar